Fact Check: Argentina

Hace850 días, 6 horas, 0 minutos

SINCE RUFO EXPIRED

Receive email alerts

“La causa real de la furia de Cristina contra la Justicia”: un juez ha podido conectar puntos en la trama de la corrupción de la familia Kirchner

Entretanto, se han enviado operativos internos a “emprolijar” la documentación antes de enviarla a la AFIP.

Marcelo Bonelli dice en su columna de opinión semanal publicada este viernes en Clarín que “la causa real de la furia de Cristina” contra la justicia argentina es que el juez Claudio Bonadio, a cargo de investigar las irregularidades de su empresa hotelera Hotesur, ha comprobado la conexión de pruebas que vinculan la familia Kirchner con una compleja operación de negocios de corrupción y lavado de dinero, pertenecientes a dos magnates argentinos Lázaro Báez y Cristóbal López.

Hemos informado varias veces sobre las distintas formas en las cuales tanto López como Báez se han beneficiado de la familia Kirchner, que a su vez también se ha beneficiado de sus esquemas. La “Ruta del Dinero K” ubicó a Báez como el testaferro de un entramado de fraude y lavado de dinero. Y por otro lado, López es dueño de un extenso holding que incluye hoteles y medios de comunicación que se benefician de la abundante publicidad oficial,y de millones de dólares en concesiones de energía. Además, se lo conoce como el Zar del juego por su protagonismo en la industria del juego a nivel nacional.

Bonadío habría descubierto la primera evidencia concreta que uniría a los tres en una investigación por supuesto corrupción, según escribe Bonelli:

“El zar del juego, el empresario Cristóbal López, está involucrado en la investigación por lavado de dinero que lleva adelante la Justicia en la causa de los hoteles de la familia presidencial.  Claudio Bonadio habría encontrado operaciones trianguladas, que utilizan cuentas de compañías de López para liquidar supuestos ingresos ficticios en Hotesur.

Se trataría de la primera conexión comprobada de operaciones que involucran negocios de Lázaro Báez y Cristóbal López con la familia Kirchner.

Báez y López tienen estrecha relación con la Presidenta y multiplicaron sus negocios en la década kirchnerista. Pero este hallazgo los uniría en una investigación por supuesta corrupción.

Es que la facturación –pendiente de otras pruebas– habría confirmado dos cosas: que Báez pagó a los Kirchner por contratos fantasmas de habitaciones que nunca usó y que, después, hubo transferencias de fondos utilizando cuentas del holding del zar del juego”.

Bonelli cuenta que la noticia del hallazgo de Bonadío “cayó como un balde de agua helada en la Casa Rosada” y fue el comentario central esta semana en varios encuentros de hombres de negocios en Argentina, porque sería lo que preocupa realmente a Cristina y la enfurece con la Justicia.

Como ya informamos en este espacio, los periodistas investigativos en Argentina comenzaron a reportar ítems extraños que aparecían en las facturas de las tarjetas de crédito de la gente que se había hospedado en los hoteles de la familia Kirchner. En algunas de esos hoteles, otrora administrados por las empresas de Báez, se registraban cargos acreditados a empresas de López. Pero aparentemente Claudio Bonadio habría hallado evidencia de las “operaciones trianguladas”, que involucran a toda la familia presidencial.

Bonelli también cuenta que unos de los hombres fuertes de Cristina, Carlos Zannini, ordenó al titular de la DGI, Angel Rubén Toninelli, a realizar operaciones para “emprolijar” y hacer presentable la documentación fiscal de Hotesur mientras se desarrollaba la investigación de Bonadio. Según Clarín, Toninelli presionó al jefe de la Dirección Regional Metropolitana, Exequiel Lebed, para que rubricara con su firma un informe de una investigación interna sobre el supuesto uso de facturas apócrifas para falsificar la declaración de ingresos que podría involucrar a Hotesur, y que en realidad fue redactado a favor de la empresa de los Kirchner.  Lebed tomó vacaciones adelantadas, seguido por licencia médica y finalmente terminó entregando su renuncia.