Fact Check: Argentina

Hace958 días, 18 horas, 32 minutos

SINCE RUFO EXPIRED

Receive email alerts

La Ruta del Dinero está liberando sus secretos…

Hemos visto esta semana como los medios argentinos están acelerando y profundizando su investigación de los co-conspiradores del círculo íntimo de la familia Kirchner, Cristóbal López y Lázaro Báez, además de identificar un hotel adicional en la gran maraña de negocios corruptos de la dupla Báez Kirchner.

Les hemos contado en detalle sobre las varias formas en las cuales López, el zar del juego, y Báez, el principal beneficiario de los contratos de obra pública durante la era kirchnerista, que no es otra cosa que “una pura invención de los Kirchner”, se han aprovechado groseramente de su intimidad con la familia Kirchner. Además, ésta intimidad se ha caracterizado por ser una relación de beneficio mutuo para todas las partes.

Fue apenas hace tres semanas que el juez Claudio Bonadío, a cargo de la investigación de las irregularidades de la empresa hotelera de la familia Kirchner, Hotesur, pudo armar las bases de la información del inmenso andamiaje de corrupción y lavado de dinero que vincula a la Presidente con los magnates argentinos. Los aliados kirchneristas, con su estilo típicamente autoritario, han avasallado al juez y cuestionado sus motivos, encabezados por la sobrina de Kirchner, Romina Mercado, la titular de Hotesur, quien solicitó a la Cámara de Casación penal apartar al juez de la causa, al entender que “perdió imparcialidad”. Se ha convocado a una audiencia formal el 6 de abril.

Entretanto, el diario La Nación publicó un detallado perfil de Cristóbal López, bajo el título “Al calor del poder: la expansión de Cristóbal López en energía y medios”, una nota fascinante, repleta de datos interesantes que comienza con la afirmación de que “Cristóbal López es, con Lázaro Báez, el empresario que más agradecido debe estar por la ‘década ganada’. Sin embargo, si se comparan las fortunas acumuladas y los negocios adquiridos, se advierte que Lázaro es sólo una maqueta de Cristóbal”.

La nota cuenta la historia del crecimiento del imperio de Crístobal, ahora un enorme conglomerado  de cadenas hoteleras y empresas de medios que se benefician de la generosidad de la publicidad oficial, millones de dólares en concesiones energéticas y amplios intereses en el mundo del juego.  A continuación más citas de esta jugosa nota:

“La incalculable masa de recursos obtenidos por López en el campo de las apuestas aceleró su desarrollo en otras actividades. Sobre todo, la energía, a la que estuvo ligado en sus orígenes como proveedor de servicios de YPF”.

“Si bien el petróleo es un rubro muy distinto a las tragamonedas, el modelo es siempre el mismo: los Kirchner pusieron a disposición de su amigo zonas completas del Estado, para que él incrementara su riqueza a base de decretos”.

“Cristóbal condensa en su carrera un modo de entender los negocios, la relación de lo público con lo privado, el financiamiento de la política y el enriquecimiento de los líderes políticos, que ha teñido los últimos 12 años de la vida pública argentina”.

Respecto de sus inicios en el sector energético, apoyado, como sucedió en gran parte lo que a su éxito comercial se refiere, por información privilegiada facilitada por Kirchner:

“Los Kirchner transfirieron a Cristóbal, que es un empresario petrolero, una información que le daba ventajas inapreciables frente a sus competidores. Además, le pagaron 2 millones de dólares por comenzar a organizar la información, 195.000 dólares mensuales por auditorías y otros 360.000 por procesamiento de contenidos. El matrimonio no había descubierto todavía el concepto de “soberanía energética”, que comenzó a imponerse en 2012, con la estatización de YPF”.

“Para la época en que ponía en manos de Cristóbal esa herramienta privilegiada, Kirchner forzaba a Repsol a ceder a otro amigo, el famoso ‘experto en mercados regulados’ Enrique Eskenazi, el 25% de YPF, casi sin poner una moneda. En vez de hacer una escena de celos, López comenzó a desplazar competidores. Oil M&S y Serma, su compañía de remediación ambiental, multiplicaron al infinito sus contratos con YPF. En mayo de 2010, Ricardo Celli, el presidente de la cámara del sector, denunció este favoritismo y lo atribuyó a ‘afinidades kirchneristas’ entre los Eskenazi y López”.

Respecto de sus abusos del estado y de su codicia:

“En 2011 López pegó un estirón al comprar a Petrobras la refinería San Lorenzo y una red de estaciones de servicios. Esos activos se abonaron con impuestos impagos por un monto de $ 1200 millones. Formidable negocio para el amigo de la Presidenta, ya que la AFIP ofreció un plan de regularización a 10 años con una tasa de interés inferior a la inflación. Cristóbal tuvo acceso de este modo a delicias que el “proyecto nacional y popular” reserva para pocos: por ejemplo, utilizar a la AFIP como banca de fomento”.

“López utilizó también al Estado como palanca para enriquecerse con el negocio de la soda Solvay, un insumo para la industria del vidrio y de productos de limpieza. Al poco tiempo de que compró Álcalis de la Patagonia, la Aduana prohibió el ingreso de su producto por el puerto de Campana, el más cercano a las productoras de jabones. Los competidores de Cristóbal deberían aumentar sus precios por el mayor costo de los fletes. Después Guillermo Moreno se encargó de agregarles complicaciones con licencias especiales de importación con finalidades estadísticas. El kirchnerismo suministró a su empresario favorito un nuevo coto de caza”.

Aprendió de quien fuera su tutor personal…

“En sus conversaciones con los Kirchner, López siempre sostuvo una doctrina: hay que acumular dinero para la retirada porque los jueces, tarde o temprano, se dan vuelta. Es la enseñanza que los kirchneristas aprendieron de sus mayores menemista”s.

El impulso que le catapultó al mundo de los medios…

“Cuando, hacia comienzos de 2009, se desató la disputa con el Grupo Clarín, Cristóbal advirtió que a su tesis le faltaba una sección: también había que adquirir medios de comunicación”.

“A partir de 2011 el amigo de la Presidenta se propuso blindar sus negocios con un anillo periodístico. La adquisición más importante fue el grupo Infobae, que había fundado Daniel Hadad. Para esa transferencia fue necesaria la complicidad de Martín Sabbatella, el titular de la Afsca. El holdin que Hadad vendió a López contaba con más emisoras de radio y TV que las que permitía la ley de medios. Y en el momento en que se realizó la transacción los plazos para la adecuación habían vencido. De modo que Hadad debería haber regularizado su situación antes de vender. Pero López pudo quedarse con el multimedios sin objeción alguna por parte del Gobierno. Es más: cuando cerró el contrato, Hadad recibió seguridades de que la AFIP dejaría de investigarlo”.

“López adquirió en su momento una participación en Finansur, que todavía figura como una de sus posesiones en los portales del Grupo Indalo. Pero el Banco Central aún no aprobó esa adquisición, por lo que el control del banco sigue en manos de los Sánchez Córdoba. Menos mal: la condición de financista podría volver más complicada la situación de López ante la justicia de los Estados Unidos, que investiga algunas de sus sociedades por presunto lavado de dinero”.

Una evaluación de lo que está en juego tanto para Cristóbal como los Kirchner:

“En la construcción del reino de Cristóbal jugaron a favor sus condiciones personales. Desde el primer día fascinó a Kirchner con su discreción. Nunca tuvo reparos en abrir la billetera cuando se necesitaba. Tampoco curiosidad por el destino político del dinero que se le pedía”.

“Aprendió desde un comienzo la lección que se le solía escuchar a Jorge Antonio, santo patrono de todos los “expertos en mercados regulados”: “Quien quiera hacer negocios con el Estado debe saber que su principal activo es el lugar en la mesa del poder“.

“Un gobernador que conoce las entrañas del kirchnerismo pecuniario explica, en voz baja, lo siguiente: “Cristóbal se consagró como amigo de la familia cuando murió Néstor. Jamás objetó una coma de lo que se le exigía”.

“Esta fidelidad se pone en juego en estos días. Con la imagen de Báez carbonizada, López juega un papel decisivo al lado de los Kirchner: es el responsable de que a toda una arquitectura de negocios no llegue también el desgraciado fin de ciclo”.

Y, hablando de López, el diario La Nación también revela y desenmascara la existencia de otra empresa fantasma en la cartera corrupta de Lázaro Báez, en una nota titulada: “Lavado de dinero: otra sociedad fantasma ahonda las sospechas sobre Báez.”

Como dice el viejo refrán, “Con amigos así…”