Fact Check: Argentina

Hace850 días, 6 horas, 1 minuto

SINCE RUFO EXPIRED

Receive email alerts

Los Indicadores de la Economía Argentina mejoran luego de informar sobre la posibilidad de un acuerdo

La semana pasada, el diario Financial Times reportó que la brecha entre el tipo de cambio paralelo, o blue, y el oficial se estaba cerrando. Hace unos meses, luego de la decisión tomada por Argentina de entrar en default de sus bonos como reacción al rechazo de su apelación en la Corte Suprema de los Estados Unidos, el dólar paralelo llegó a picos record. Pero en los últimos días la situación se ha aquietado.

Veamos qué ha estado impulsando estas tendencias levemente positivas: a juzgar por la cobertura de la situación económica en argentina en la última semana, parece claro que el principal motor son las expectativas en el mercado de que Argentina negociará un acuerdo con sus acreedores luego de que venza la cláusula RUFO. El diario Financial Times comentó esta dinámica en su reportaje.

Hemos tratado el tema de la cláusula RUFO antes y mantenemos que es apenas una cortina de humo creada por los abogados de Argentina de la firma Cleary Gottlieb que apuntan a prevenir cualquier negociación con los acreedores.

Sin embargo, si los líderes de Argentina realmente están considerando un acuerdo con sus acreedores el vencer la cláusula RUFO, es realmente positivo. Obviamente hay muchos inversores y comentadores de noticias que han optado por darle crédito a esta posibilidad y están esperando que Argentina se siente en la mesa de negociación después de fin de año. La charla en los medios sociales se ha expandido en este sentido, acompañando esta tendencia alcista en los indicadores económicos argentinos:

“Los acreedores dueños de bonos que datan del default argentino en 2001 se están volviendo más optimistas y confían que el gobierno vaya a entrar en negociaciones una vez que la cláusula que –mantienen los funcionarios– obstaculiza un acuerdo haya vencido, el mes que viene”. –Bloomberg News, 13 de noviembre

“Muchos inversores esperan que el gobierno cierre con los fondos de cobertura a principios del año que viene”. – Wall Street Journal, 13 de noviembre

“… los operadores son optimistas y confían que las negociaciones entre Argentina y sus acreedores holdout podrán reestablecerse en enero, y que esto podría desembocar en un acuerdo en marzo o abril. A su vez, esto permitiría a Argentina tomar préstamos en el mercado internacional de capitales, cerrando el capítulo de su sequía de dólares y la necesidad de un ajuste abrupto de su tipo de cambio”. Financial Times, 13 de noviembre

Está clarísimo que son las expectativas del mercado de un acuerdo que están impulsando estas tendencias alcistas en Argentina. Además, los beneficios económicos, por muy leves que sean, que ha recibido el país en estas últimas semanas en base a la creciente expectativa de un acuerdo son relativos en escala al enorme beneficio que podría percibir Argentina si realmente se sentara a negociar en enero y lograra un acuerdo. Como ha dicho  Claudio Loser del Diálogo Inter-American, los beneficios incluyen:

– Crecimiento en el PBI del 1$
– Hasta 70 mil millones de dólares de ahorros por tasa reducidas de interés
– Miles de millones de dólares en ahorros para negocios
– Menor inflación
– La eliminación de la necesidad del cepo cambiario
– Mejoras para el nivel de salarios reales

Cae de maduro que los mercados están mandando señales muy fuertes y claras hacia Argentina: haga lo correcto, lo racional y lo lógico; negocie un acuerdo justo y obtenga los beneficios de una relación normalizada con el resto del mundo.