Fact Check: Argentina

Hace876 días, 19 horas, 43 minutos

SINCE RUFO EXPIRED

Receive email alerts

Kicillof se niega a negociar con… …¡sus empleados! luego de aplicar un trato discriminatorio

Hoy Kicillof y sus dirigentes se podrán encontrar enfrentados con un conflicto salarial interno llevado a cabo por los empleados del Ministerio de Economía, debido a una política sumamente injusta de remuneración decidida por el mismo Ministro. Kicillof se negó a autorizar el pago de un bonus en diciembre para los empleados de la Asociación de Trabajadores de Estado pese al hecho de que la tasa de inflación real esté carcomiendo su poder de compra. La decisión de Kicillof es obviamente coherente con su retórica de negar el problema de la inflación, de desoir los pedidos de los sindicatos de subir el mínimo no imponible y de modificar las actuales alícuotas y escalas salariales.

Pero después trascendió que al mismo tiempo que negó la autorización del pago de un bonus a los empleados públicos de Economía, otorgó el pago de un plus de fin de año a los funcionarios de la cartera de Política Económica a cargo del vice ministro Emanuel Alvarez Agis. (los lectores de este blog se acordarán que en su momento se dijo que Alvarez Agis actuó de intermediario entre Kicillof y el hombre de negocios turbios Diego Marynberg en una transacción privada de bonos de u$s 200 millones con el Banco Central apenas unos días antes del default argentino en julio del año pasado).

Acto seguido, trascendió que se iba a pagar bonos de fin de año a los empleados del INDEC pero con una condición: cualquier persona que haya objetado la forma en que el gobierno Kirchnerista manipula las estadísticas económicas desde 2007, no era elegible, mientras que los que acompañaron esta actitud recibieron el susodicho bono.

El trato diferencial que privilegió a los empleados de Alvarez Agis y del INDEC, enfureció a los dirigentes del ATE quienes exigieron que todos los empleados sin excepción reciban los mismos beneficios. Hasta ahora, Kicillof se ha negado a negociar. Una fuente del sindicato dijo que Kicillof ha admitido que no quiere pagar el precio político de darles a todos el mismo trato.

No nos olvidemos que Kicillof es el principal culpable de la inflación galopante que está carcomiendo los sueldos argentinos con cada día que pasa. Al elegir el default como opción en vez de negociar con los acreedores que constantemente declaran su voluntad de ayudar a terminar con este lío, es él el único responsable de generar esta desastrosa situación para los trabajadores argentinos.

Argentina cede su soberanía y empleos a los chinos.

Hoy, mientras los líderes latinoamericanos se reunen con el Presidente Xi Jinping de China hoy en Beijing (Jueves, 8 de enero 1/8/15), la Presidente Cristina Fernandez de Kirchner no estará presente debido a su fractura del tobillo. Sin embargo, lo que no se haga hoy a un alto nivel diplomático ya se hizo a nivel legislativo, de forma bien duradera.

El 29 de diciembre, durante el período entre las fiestas de Navidad y Fin de Año, el Senado argentino aprobó un marco regulatorio para las inversiones chinas en Argentina, el acuerdo Argentina-China, que tuvo su origen en la reunión celebrada entre los mandatarios en julio. El tratado contiene un acuerdo para subvertir la fuerza laboral argentina a favor de de los trabajadores chinos.

Según una fuente,  “los oficialistas apuraron el pasaje de una ley por la Camara Alta que le daría al gobierno, hambriento de efectivo, acceso a financiación china a cambio de contratos de convenio favorable que permiten a las empresas chinas importar su propia fuerza laboral, una movida que molestó de sobremanera a los poderosos sindicatos argentinos.

Los contratos de convenio favorable se refieren a créditos de largo plazo y tasas bajas a cambio de contrataciones directas, lo cual significa que los Chinos pueden ofrecer bienes de mala calidad y Argentina está obligada a comprarlos a altos precios.

Según el Buenos Aires Herald, “El ex embajador Pérez Llana comentó que el capítulo 5 del acuerdo con Beijing permite a China traer su propia fuerza laboral, ‘lo que se sobrepone a toda la legislación laboral de Argentina’”.

En esencia, el acuerdo Argentina-China equivale a la adjudicación directa a firmas chinas y mano de obra china de contratos para hacer lo que hacen las empresas y trabajadores argentinos. Es más, la relación entre los dos países se asemeja más a aquella entre una nación empobrecida africana y su par próspero, China, que las relaciones que han sabido establecer otros países en la región, como Chile o Costa Rica, que se caracterizan por un trato más equilibrado.

Sin embargo, se puede aprender mucho de la experiencia que ha tenido Africa con China. “Las voces críticas dicen que a Beijing solo le interesa Africa como fuente de recursos minerales y que sus proyectos en los países africanos suelen beneficiar más a gobiernos que a la gente local .”

¿Porqué cedería Argentina sus derechos soberanos de manera tan explícita, doblegándose a la voluntad del gobierno chino?

Porque la negación reiterada de Argentina de negociar con sus acreedores, algo que los líderes de la nación piensan generaría la ilusión de ceder soberanía a las cortes estadounidenses, está llevando a Argentina a ceder su real soberanía a China. Argentina está en este momento finalizando un acuerdo que solo beneficia a una parte, frente a la falta de acceso  a los mercados internacionales de capitales, y la imposibilidad de obtener financiación.

Los informes disponibles en la región muestran que, en el contexto de las relaciones de la región con China, aquellas naciones como Chile  y Costa Rica están mejor ubicadas para llevar adelante relaciones comerciales de esta índole con el país oriental. Un acuerdo donde ambas partes ganan, sin embargo, no estaba al alcance del gobierno argentino bajo el mando de Cristina Kirchner. La facilidad con la cual el acuerdo pasó por el Senado, y los esfuerzos que se habrían realizado  para evitar el disenso en la Cámara Baja son característicos de las debilitadas instituciones gubernamentales argentinas.

 

En vez de firmar un acuerdo con China desde un lugar tan endeble, el gobierno argentino debería negociar con sus acreedores. Una negociación no impediría la relacion de Argentina con China sino que al contrario, le permitiría relacionarse en condiciones de igualdad – no gorra en mano, como si fuese la última medida posible para obtener financiación internacional.

 

No cabe duda: los retrasos continuos de los líderes argentinos de participar en una verdadera negociación han dañado la economía argentina; si el país persiste en adoptar como ley este trato preferencial para los trabajadores chinos, la fuerza laboral argentina será la primera en sufrir el próximo golpe.

 

RUFO se fue. Es hora de negociar

Durante el pasado fin de semana, el Ministro de Economia Axel Kicillof dio una bateria de entrevistas a medios varios, y nos alentó ver que reconoce que la claúsula RUFO ya venció con la acotación de que  “fue una trampa”.  En repetidas ocasiones, Kicillof había advertido que la claúsula era la barrera “más peligrosa” a la realización de negociaciones reales, como cualquier oferta a los acreedores restantes – argumentaba – tendría el efecto de “disparar una catarata de juicios” que en oportunidades diversas estimó entre US$20 mil millones y US$500 mil millones.

En este blog hemos hablado mucho sobre la claúsula RUFO y siempre mantuvimos que no era otra cosa que una cortina de humo, una excusa empleada por Kicillof y otros en el gobierno para negarse a negociar con los acreedores de Argentina.

Cualquiera sea el motivo, la claúsula RUFO ya venció, y por ende no debería existir ninguna barrera a la realización de las negociaciones. Los acreedores de Argentina han declarado en reiteradas oportunidades que se podría alcanzar un arreglo en apenas un día. Y entonces, porqué no está negociando Argentina?

En una de sus muchas entrevistas, el Ministro Kicillof opinó que el vencimiento de la claúsula RUFO “quitó un gran peso de encima” de la situación.  Esta declaración es de por sí alentadora.  También dijo que esto sin embargo, “no resuelve otros problemas.” También tiene razón en el sentido de que esto no genera un marco para un acuerdo, lo cual está precisamente en la raíz de los problemas económicos que padece Argentina. Para acordar, ambas partes deben sentarse en la mesa de negociaciones.

En noviembre del año pasado el economista argentino Juan José Cruces, de la Universidad Di Tella, presentó una propuesta interesante para lograr un acuerdo. Produjo un largo paper con sus opiniones e ideas, y lo resumió en una columna para La Nación, publicada el domingo 16 de noviembre.  Los principales puntos que hizo incluyen lo siguiente:

1. “No más bravuconadas: cambiar la forma de relacionamiento con el tribunal y acatar el orden que plantea el juez. Nuestro Congreso votó presupuestos con déficits, lo cual requería emisión de deuda, y cedimos soberanía a favor de cortes extranjeras porque daban más seguridad a los inversores, lo hicimos antes y lo hacemos ahora. Cuanto más agresivo sea nuestro discurso, mayores deberán ser las promesas de pago futuro para levantar cierta cantidad de efectivo para arreglar este litigio.”

2. “Arreglar barato el monto a pagar: mostrar voluntad de resolver el problema en términos razonables, reconociendo los derechos de los litigantes. La evidencia histórica sugiere que ello no implica pagar todo lo que solicitan.”

3. “Arreglar barato la forma de financiar el monto a pagar: queremos apropiarnos de la baja del riesgo país que se producirá tras el arreglo; hay varias posibilidades para hacerlo.”

4. “Comenzar a negociar el 1° de enero de 2015, bien temprano.”

5. “Volver al FMI: es la fuente de fondeo más barata que tiene la Argentina y nos puede comprar mucha credibilidad frente a los interlocutores y mitigar el efecto de respetar los tiempos de la RUFO.”

6. “Ejecutor competente: la propuesta tiene aristas audaces, cuyos costos se mitigarían y cuyos beneficios se maximizarían si es ejecutada por alguien conocedor de los mercados financieros y del escenario internacional, que inspire mucha credibilidad en los interlocutores.”

Estas ideas propuestas por el Dr. Cruces son muy interesantes por una variedad de razones, principalmente porque buscan promover una actitud de pragmatismo por parte del gobierno argentinos, algo que se ha hecho notar por su falta hasta ahora. El Dr Cruces también califica al canje de 2005 de “agresivo” y tiene sus dudas acerca de su efectividad en cuanto represente una postura seria de negociación para Argentina.

Por su lado, los acreedores de Argentina han sido muy pragmaticos acerca de una solución. Se han   comprometido a aceptar una combinación de efectivo y títulos bajo condiciones altamente sostenibles y manejables para Argentina en el contexto de su actualidad económica.  Es más, muchos de los puntos explayados por Cruces concuerdan con los acuerdos tan cacareados que logró Kicillof con Repsol para YPF y con el Club de París.

Todos los analistas en Argentina y en el exterior están de acuerdo que una negociación ahora depende excluisvamente de una decisión tomada en Buenos Aires. Una de las grandes lecciones que nos depara la historia es que no importa cuan dura haya sido la batalla, porque la paz es un final siempre bienvenido. Hoy está a nuestro alcance, pese a lo que dicen los escépticos y los cínicos.

 

Argentina, demos vuelta la hoja y comencemos a hablar.

El Congreso de los Estados Unidos determina que la negación argentina de negociar con sus acreedores es un caso federal

La semana pasada, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un texto (see House Report 113-499) que requiere que los Departamentos de Estado y del Tesoro entreguen un informe a principios del próximo año sobre “los pasos que está tomando Argentina para normalizar las relaciones con sus acreedores”.

Un texto sobre la negación de Argentina de negociar con sus acreedores estadounidenses que había sido aprobado por un Comité de la Cámara Baja hace unos meses ahora entró en efecto con la reciente aprobación de la nueva Ley General de Asignaciones Presupuestarias por ambas Cámaras. Dice lo siguiente:

“Cancelación de deuda. El Comité expresa su preocupación sobre la disputa que mantiene Argentina con sus acreedores y hace notar que el Secretario de Estado, en una audiencia que se celebró ante el Subcomité dijo haber instado a Argentina a pagar sus deudas con el Gobierno de los Estados Unidos y entablar negociaciones con sus acreedores públicos y privados. El Comité indica al Secretario de Estado y el Secretario del Tesoro que presenten un informe a los Comités sobre Asignaciones Presupuestarias, dentro de no más de 45 días a partir de la promulgación de la Ley, sobre los pasos que está tomando el Gobierno de Argentina para normalizar las relaciones con sus acreedores”.

Es decir que tanto el Departamento de Estado como el Departamento del Tesoro deben reportarle al Congreso dentro de un mes y medio sobre lo que está haciendo Argentina en concreto para normalizar las relaciones con sus acreedores.

No es la primera vez que los funcionarios estadounidenses han tomado una posición respeto de la negación de Argentina de negociar. El informe relata que el Secretario de Estado John Kerry también ha solicitado a Argentina que entable negociaciones con sus acreedores públicos y privados. Este verano, el Senador Robert Menendez reprochó a Argentina por su conducta y declaró que no hay ninguna razón por la cual un miembro del G-20 no pueda cumplir con sus obligaciones.

Durante años, los acreedores de Argentina han pedido a los líderes de su país que se sienten a negociar una solución final a las deudas pendientes que mantiene Argentina con sus acreedores. Los acreedores han expresado claramente y en varias ocasiones su voluntad de ser flexibles acerca de los términos y condiciones de las negociaciones, como por ejemplo, la incorporación de ciertos elementos de las negociaciones con el Club de París y Repsol en una solución final para los tenedores de bonos. Sin embargo, los funcionarios argentinos se han negado reiteradamente hasta a sentarse en la misma mesa que sus acreedores. Al negarse a negociar, los líderes argentinos, específicamente su Ministro de Economía, Axel Kicillof, han generado una situación económica desastrosa para los ciudadanos argentinos y han logrado aislar al país de los mercados de capitales internacionales.

Ésta más reciente acción por parte del Congreso de los Estados Unidos es un paso constructivo que busca promover un acuerdo entre las partes. Los acreedores de Argentina están esperando negociar. Argentina, ¿se sentará en la mesa con ellos?

 

La relación que tiene Florencio Randazzo un magnate de la Construcción plantea dudas acerca de su candidatura presidencial

El Ministro del Interior Florencio Randazzo se perfila como el precandidato preferido por Cristina para postularse como presidente el año que viene, pero las alegaciones de negocios ilícitos con un magnate de la construcción que actuaría de testaferro de Randazzo están empezando a complicar su ascenso hacia el poder. El testaferro de Randazzo es Eduardo Wassi, de la empresa Dinatech y dueño de varias propiedades en Miami que no ha declarado y cuya adquisición coincide con el mandato de Randazzo en el Ministerio del Interior.

 

Actualmente todo parece indicar que Randazzo es el precandidato a presidente preferido de Cristina y su círculo íntimo. Si bien la temporada de las campañas todavía no se largó, Randazzo ya anunció públicamente su intención de postularse y él y su equipo han lanzado una iniciativa en los medios sociales para impulsar su candidatura. Cristina hasta compareció en un acto  junto a Randazzo a principios de mes.

Tampoco es casualidad que Randazzo sea uno de los preferidos de La Cámpora, el grupo de militantes incondicionales fundado por Maximo Kirchner. Randazzo se presentó al lado de los dirigentes camporistas Andrés “Cuervo” Larroque y Mariano Recalde en octubre. En noviembre, viajó con la cúpula de La Cámpora a Río Gallegos, la ciudad natal de los Kirchner donde actualmente reside Máximo. Durante el acto realizado en Río Gallegos, Randazzo despotricó contra Daniel Scioli, el gobernador de la provincia de Buenos Aires y también presidenciable, cuya relación con los Kirchner siempre ha sido complicada. Por otro lado, Randazzo también ha fundado su propio grupo de juventud llamado La Florería, con vistas a emular el éxito que ha tenido Cristina con La Cámpora.

Sin embargo, las ambiciones electorales de Randazzo también han servido para atraer mayor atención a su persona y poner al descubierto unas alegaciones bastante desfavorables. En septiembre, Perfil reportó  que Dinatech, una empresa de la construcción propiedad del hombre de negocios Eduardo Wassi, cobró $134 millones del Ministerio del Interior durante el período de tres años que estuvo Randazzo a cargo. Dinatech también se hizo de fondos publicos de la mano de Randazzo en su puesto anterior cuando era jefe de gabinete del ex Gobernador Felipe Solá. Los bienes de Dinatech se han incrementado por más del mil por cien en apenas una década, en gran parte gracias a la generosidad de la agencias comandadas por Randazzo. Otros medios como Clarín indican que Wassi habría hecho de testaferro para Randazzo, lo que significa que los montos pagos por los contratos que adjudicó su agencia gubernamental habrían encontrado su camino de vuelta a sus propios bolsillos.

En octubre de este año, el juez Marcelo Martínez de Giorgi le dio luz verde  a la investigación judicial de Randazzo y Wassi, a cargo del fiscal Ramiro González. Diego Bossio, el titular del Anses, y el vice presidente Amado Boudou también están bajo la lupa de González por sus vínculos con Wassi.

Las acusaciones de utilizar un testaferro no son nada nuevo para Randazzo, igual que para Boudou. En 2009, lo acusaron de comprar una estancia de más de 1.400 hectareas en la provincia de Buenos Aires a través de la sociedad ADM Pigue S.A.. Randazzo fue investigado por su rol en la compra y nunca quedó del todo claro si fue sobreseido o si la investigación simplemente terminó en la nada. Randazzo es apenas una de varias figuras asociadas con los Kirchner  acusada de adquirir propiedades rurales  a través de grupos o sociedades pantalla en la época cuando el gobierno estaba librando su acérrima batalla contra el sector del campo, lo cual derivó en acusaciones que las políticas de los Kirchner eran apenas un ardid para permitir a sus amigos adquirir propiedades a precios que literalmente estaban por los suelos.

El presunto rol de Wassi como testaferro de Randazzo y la construcción de su fortuna también llama la atención por las extensas propiedades que tiene el empresario en Miami. En noviembre 2011, fundó una firma en Miami llamada Technology Dinamic, y un mes más tarde, los registros públicos indican que adquirió un departamento de lujo en los Marquise Condos de Miami por u$d 1,075 millones. Wassi trabaja de cerca con un abogado de nombre Marcell Felipe, cuya firma ostenta oficinas en Miami, Buenos Aires, y otras ciudades importantes de América Latina. Felipe figura como el representante de Wassi en lo que tiene que ver con el condominio y además es el agente registrado de Technology Dinamic.

La posición de Wassi, ahora un importante empresario de la construcción cuyo crecimiento se debe en gran parte a sus relaciones con funcionarios del gobierno, nos hace recordar a Lázaro Báez. Ambos pasaron del desconocimiento a amigarse con figuras de mucha influencia y poder político y se enriquecieron a través de las licitaciones de contratos gubernamentales. Nos preguntamos si una presidencia de Randazzo ¿sería tan generosa con Wassi como lo ha sido el mandato de los Kirchner con Báez?

Page 5 of 21« First...34567...1020...Last »